miércoles, agosto 01, 2012

Cuarto capítulo de "Juego de Tronos"

¿Qué es esto? ¿Que ayer viendo el cuarto capítulo de “Juego de Tronos” no me quedé dormido? Pues sí, amigos. Resulta extraño, aunque, a decir verdad, no es que me acuerde de mucho, aunque como salen algunos personajes que me gustan, sobre todo por sus diálogos, la cosa mejora, sobre todo viendo como la rubita ya no es la mojigata vendida por su hermano, un niño mimado e idiota (me ha parecido memorable la relación de reyes godos... perdón, de dragones, mientras "rejoneaba" a su esclava en la bañera), al mejor postor para recuperar el trono.

¿Me estaré volviendo un friki del asunto? No, creo que no. No nos está enamorando a pesar del despliegue de escenarios y buena ambientación medieval. Hasta la persona en casa que nos “obliga” a ver la serie ya se va a dormir antes de que termine el capítulo…

Bueno, mi dictamen es que si el de la semana pasada estuvo mejor, este no se queda atrás. Al menos no bostecé.

Por cierto, no quiero que este blog pase de ser marinero a ser únicamente de crítica de “Juego de Tronos.” Quizá sea esta la última vez que la mente, a no ser que salga algo más que destacado. Tratar dos veces en la misma semana sobre este tema, puede resultar agotador.

1 comentario:

María Alvarado dijo...

Las cosas siempre son lentas en los primeros capítulos de cada temporada, es por ahí del cuarto o quinto que game of trones se pone interesante. Sólo recuerda la primera temporada, en el quinto capítulo fue donde Drogo le dio su corona a Viserys, hasta ese momento fue donde yo pensé "esta serie va a esta buena"