miércoles, octubre 12, 2016

Hoy y siempre


Las lanzas se han partido durante cien vidas, 
Al igual que se ha rasgado su tela, picada de agujeros; 
Se ha cubierto de polvo y dolor de las generaciones orgullosas. 
Hoy los Colores son mancillados y ultrajados; 
Su llama caprichosa ondea hecha jirones, convertida en un trapo para muchos, 
Pero para mí siempre será motivo de orgullo
Pues mi sangre, como la de mis ancestros, 
Tiñe sus bandas, rodeando un sol inextinguible.