lunes, noviembre 21, 2016

Traducción de la obra «Old-World Japan», de Frank Rinder

«Old-World Japan» es un título que, como suele verificarse con la mayoría de las cosas maravillosas que nos pueden suceder a lo largo de nuestra existencia, encontré por mera casualidad, sin pretenderlo siquiera. Un tropiezo fortuito al girar una esquina sin nombre a lo largo de un trayecto harto olvidado.

Enseguida me sentí prendado por su sencillez y belleza, por una obra publicada en 1895 con la que su autor pretendió reunir un modesto listado de relatos mitológicos y tradicionales que retratara a uno de los pueblos más extraños y únicos del planeta, aislado del exterior durante siglos. Por ello, emprendí la costosa aventura de traducir a Rinder al castellano. Algún oni debió nublar mi siempre escaso juicio y me lancé, como suelo hacerlo en demasiadas ocasiones, a cumplir la tarea impuesta con ardor, tratando de desentrañar cada palabra y llevarla a nuestro grato idioma de la mejor manera posible, incluso aportando notas al pie de página que pudieran aclarar diversos puntos oscuros al lector más bisoño.

Tras el paso de los años, en los que aquel trabajo quedó oculto entre los bits de la memoria del ordenador, decidí hace unas pocas semanas rescatarlo y llevarlo a la luz; repasarlo, corregirlo y, por medio de CREATESPACE, publicarlo y ofrecéroslo como curiosidad, como la primera y única (por ahora) traducción de este libro que he tenido a bien titular «El Japón del mundo antiguo», editada tanto en formato papel.

Los relatos que nos introducen en «Old-World Japan» desgranan la concepción shintoísta del origen del mundo y de los humanos, con la intervención divina de Izanami e Izanagi, a los que siguen el nacimiento de sus hijos llamados a reinar los cielos y las profundidades de la Tierra, así como de los dioses que harán la guerra contra los demonios. El resto de relatos o cuentos tienen como eje central la interacción entre humanos y dioses, y diversos aspectos culturales locales relacionados principalmente con la adoración a la Naturaleza.

Como en cualquier otro libro de idéntico espíritu, Rinder traslada al papel lo que la gente le cuenta de palabra y lo completa con notas extraídas obras firmadas por eruditos occidentales empeñados en desenterrar cada mota de polvo del Pasado del Japón, para ofrecérselo a sus compatriotas y a todo aquel que tenga un mínimo de curiosidad por un Imperio parcialmente anclado en el Medievo y que formaría una de las cabezas del terrible ser bicéfalo conocido como “El Peligro Amarillo”.

«El Japón del mundo antiguo» es una traducción que guarda intacta toda la belleza del original y que lo mismo agradará a los que, ocasionalmente o no, se asoman a las ventanas abiertas que dan a las lejanas tierras del Imperio del Sol Naciente e, incluso, a los que gusten de las fábulas y de leérselas a sus hijos.

Podéis adquirir este libro en el siguiente enlace: http://amzn.eu/iQtQUvB